miércoles, 13 de julio de 2016

¿Qué estuve haciendo estos últimos meses?

6 meses sin escribir. Nuevo récord. Pero eso no significa que estuviese vegetando por algún sitio sin hacer más... O bueno, más o menos eso es a lo que me he dedicado, por desgracia. Problemas de estudiar en un sitio a donde llegas antes en carro que en tren/bus (exagero, pero no demasiado. Menuda mierda de comunicaciones).
El tema es, aparte de quedarme semicalva del estrés, en mis ratos libres hice más o menos lo de siempre:

Videojuegos:
El juego al que dediqué más tiempo este año es Don't Starve, del que sorprendentemente no he hablado aún. Es un juego de supervivencia muy agradable de ver, en tonos sepia y con una música muy cuidada... y más allá de eso, es absurdamente complicado de jugar, sobre todo porque aparece un mago y te suelta ahí y te dice "¡eh, que ya es de noche!" (por cierto, ¿es un mago? no lo acabo de tener claro, pero siempre me referí a él como el mago). En este juego tienes que intentar eso, sobrevivir todo lo que puedas, en un entorno donde te puede matar fácilmente así, a grandes rasgos, todo. Otro punto simpático es que todo lo que te encuentres te puede servir de algo... Como los restos de barba después de afeitarte. Los personajes son bastante simpáticos, también. El conjunto del juego me huele a una ambientación centrada en finales del siglo XI y principios del XX, sobre todo por los perfiles de los personajes, lo sobrenatural, la aventura, la exploración... Pero ya hablaré de forma distendida de este juego, que ahora que pienso en él veo que tiene bastante donde rascar.

Series:
Las navidades pasadas me suscribí a Netflix, así que ya os podéis hacer una idea. Sobre Netflix decir que, aunque es una de las mejores opciones para el visionado de series y películas, y que no le voy a pedir que tenga todas las novedades ni que se salga de lo más comercial, tiene un problema enorme: navegar por su catálogo es una tortura. ¿Conocéis los 18 niveles de escarmiento del infierno chino? Pues desde que existe Netflix hay 19. En serio, apenas hay categorías, no puedes navegar libremente por etiquetas (¡con lo fácil que sería para descubrir cosas nuevas en calma!), puedes ver el perfil de algunos actores o directores, pero no encuentras en ningún sitio una lista de ellos... no se, creo que habría que pulirlo un poco, que eso de buscar por medio de prueba-error me parece lo menos amigable que existe.
Dentro de las series que estuve viendo, las que más me gustaron fueron The Magicians, Mr Norrell and Jonathan Strange, y Lucifer. Todas ellas, cómo no, sacadas de una obra anterior. ¿Es cosa mía o cada vez se arriesga menos en el apartado audiovisual?
Sobre las series:
The Magicians es como pervertir a Harry Potter y sus amigos y mandarlos a paseo por Narnia. No es una gran obra, pero sí que entretiene y engancha hasta el final. Me ha gustado sobre todo el punto de los brujos "renegados", si habéis visto la serie ya sabréis a qué me refiero. Hay mucho sexo, drogas y alcohol, muerte... y una censura muy simpática: no hacen más que decir fuck para todo, pero lo tienes que sobreentender, porque ellos dicen algo así como fff.
Sobre Mr Norrel etc., aunque trata también de magos, el tono es completamente distinto. Parece el típico drama histórico inglés con toques sobrenaturales. Lo mejor de la serie sin duda es eso: aleja la fantasía de la típica consideración de algo ligero e infantil. Series como esta demuestran que se pueden hacer buenas obras "a pesar de la fantasía", como dirían algunos. El libro de la serie ha entrado por méritos propios en mi lista de futuras adquisiciones.
Por último, Lucifer, basado en los cómics basados en el célebre (que no célibe) personaje de Neil Gaiman. Y sí, quería presentarlo así. He de reconocer que los cómics no los he leído, pero me tienen pintaza... algún día. Respecto a la serie, es la típica serie de policías en plan Castle (no se si existen precedentes de series de poli + ciudadano random, no estoy puesta en ficción policiaca) donde hay una pareja de protagonistas y todo apesta a chistes con dobles sentidos y tensión sexual. Quitando eso, es una serie muy entretenida de ver, y el personaje de Lucifer es adorable... Y bueno, quizás adorable no es la palabra, porque menudo morbazo de voz tiene el actor que lo interpreta, Tom Ellis (mirad, mirad...). Mirarla doblada es un pecado.

Aún así no todas las series que he mirado me han gustado, hubo también tres fracasos: El Ministerio del Tiempo, Hemlock Grove, Grimm, y la segunda temporada de Broadchurch. Hablaría sobre ellas, pero no se si me sentará bien tanta bilis... Bueno, a ver, la mayoría no son tan horribles, pero si que me hicieron pensar que mi tiempo valía más que para malgastarlo viéndolas.

Películas:
Nada reseñable.

Incursiones al exterior:
De vez en cuando, cuando se alinean los astros, ocurre un evento de tal importancia que me hace decidir aventurarme fuera de la puerta de casa. En lo que va de año hubo dos reseñables:
Boom Film and Comic: típica convención de cultura pop a la americana, con puestos para comprar pero también charlas de autores, artesanos o, en general, cualquier persona con algo interesante que contar. Vi a los actores de doblaje de Dragon Ball en gallego, asistí a varios debates interesantes (sobre la situación del terror en España, y sobre si existe una escena de comic en Galicia), aprendí un huevo sobre la joyería de ESDLA y su vinculación con otras piezas de museo históricas... Y descubrí un sitio bueno bonito y barato para desayunar. El mayor pero fue que no eligieron bien el sitio, y hubo unas cuantas charlas a las que no pude asistir por el dolor de cabeza que me levantaba el sonido del exterior (la acústica era tan mala que se amplificaba el ruido de toda la gente que estaba fuera en los puestos), o porque se escuchaba lo de la otra sala.  Tampoco me gustó lo mal programadas que estaban las actividades, juntando en una misma hora todas las que tenían un tema en común, obligándome a elegir a cual ir... Pero bueno, están empezando, y esos errores son bastante comunes. No me arrepiento de haber comprado la entrada, y estoy deseando volver el año que viene a la tercera edición.

Mi segunda aventura por el mundo adelante fue la semana pasada, entre el jueves y el sábado, en Viveiro. Fui al Resurrection Fest... o bueno, más bien fui a ver a Iron Maiden y me quedé al Resurrection Fest, las cosas como son. Me encantó el ambiente, se me pusieron los dientes largos con mil cosas en los puestos, y disfruté de la música como hacía tiempo que no lo hacía: con sombrero de vaquero. No, ahora en serio, aparte del sombrero, llevaba tiempo sin ir a festivales, y realmente se echa de menos el tumbarte por algún sitio con los amigos y con música de fondo.

Lecturas:
Aparte de la CDU, que me leí en todos los sentidos posibles, apenas tuve tiempo ni ganas de coger un libro, y mucho menos de meterme de lleno en una historia que me podría quitar tiempo de más. La solución para esto en mi caso es leer antologías y libros de relatos cortos en general, puedo tumbarme a leer una historia sin miedo de que se me eche el tiempo encima. De los que he leído destaco Cacahuete, de Darío Vilas, libro que descubrí en Boom, y La noche que Frankenstein leyó el Quijote de Santiago Posteguillo. Ambos los reseñaré con más detalle.
Aparte de eso estos últimos días me he enfrascado en varios libros sobre el cuidado y educación de los perros, y sobre poder cocinarles una dieta...


Os presento a Ada, un día de estos os contaré su historia.

4 comentarios:

  1. Pues no han sido unos malos seis meses, no ^^*
    Bienvenida de nuevo a tu blog! Me encantaría saber más de la historia de Ada!

    ResponderEliminar
  2. has tenido unos buenos seis meses, muy entretenidos XD

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho cómo has contado tus seis meses de esparcimiento ^^
    Tengo que preguntártelo aunque ya he visto que vas a hacer reseña, perooo ¿qué tal el libro de Posteguillo? Es que a él no le aguanto mucho, pero me encanta la obra de Frankenstein y vi el libro ese que había escrito pero no sé si arriesgarme a leerlo (por si me podías dar un adelanto...)

    De todo lo que comentas, pues ahora estoy viendo la de Lucifer, que me encanta Luci, sobre todo, porque me apasiona todo el tema de los ángeles y los demonios, y así con un toque policíaco me mola mucho ^^. Lamento que no te gustara la de Grimm, a mí sí, me gusta cómo mezclan los cuentos clásicos con aires policíacos y el detalle de empezar cada capítulo con una cita de algún cuento, me terminó ganando ^^. Me ha parecido interesante la de Mr Norrel y etc, creo que me la apuntaré para verla en algún momento de mi vida.

    Y creo que nada más... ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida de vuelta :)

    De las series que comentas sólo puedo hablar de Lucifer. Yo sí estoy leyendo el cómic (me quedan tres tomos para terminarlo), y cuando vi el primer episodio de la serie tuve ganas de cometer algún homicidio (preferiblemente sobre los guionistas). La serie, como tú bien dices, no es más que la enésima versión de Castle. No tiene prácticamente nada que ver con el cómic. De hecho, ni Lucifer se parece (en el cómic es rubio para empezar). No entiendo para qué llamar a la serie "Lucifer" y decir a los cuatro vientos que es una adaptación del cómic cuando han hecho lo que han querido con la historia y los personajes. Pero sí, efectivamente cuesta mucho encontrar alguna serie verdaderamente original estos días. En cualquier caso, te recomiendo encarecidamente el cómic, es fantástico.

    Besitos y que monada de perro :)

    ResponderEliminar

¡No olvides comentar!